El día después de La víspera de casi todo

El Club de Lectura Viva hizo un paréntesis en su habitual metodología para adaptarse al funcionamiento de la Feria del Libro de Badajoz. La ocasión lo merecía: Víctor del Árbol venía a presentar su última novela y teníamos la oportunidad de ficharlo para el Club. A cambio tuvimos que dividir la reunión del club de la presentación propiamente dicha, que se celebraría a las 21:00 en la Carpa de Conferencias de la Feria, y nos citamos para ello en la Biblioteca Santa Ana, a las 18:30. Por delante, toda una hora para hablar sobre La víspera de casi todo.

Víctor del Árbol se reveló inmediatamente como un genial comunicador de su forma de trabajar, apasionado e infinitamente curioso. Quería saber qué nos había parecido el libro, cómo habíamos llevado a cabo la lectura y a cambio compartió con nosotros el procedimiento concienzudo que sigue para construir sus libros, una mezcla de artesanía y arquitectura.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nos contó que lo primero de todo es encontrar el título, porque en el título está la clave de lo que quiere contar, y que en este caso La víspera de casi todo ya vaticina la pérdida de algo irrecuperable, un peso que comparten todos los personajes de la novela.

Nos contó que después del título vienen precisamente los personajes, y que escribe prácticamente una novela sobre cada uno. Se interesa por sus gustos y se documenta con deleite y precisión. Para el personaje de Mauricio, por ejemplo, leyó manuales de elaboración de sombreros.

Nos contó que el primer borrador lo escribe a mano en cuadernos, sin corregir, y que es después, a partir de su primer volcado en el ordenador, cuando empieza la tarea de pulido y desbroce.

No dudó en hablarnos sobre las profundidades, sobre la oscuridad que subyace en todos sus personajes, y que emana directamente de su experiencia en la vida. Veinte años como policía le dieron para ver mucho. Pone un par de ejemplos. Es consciente de que cualquier cosa que escriba puede ser superada por la realidad y que, a pesar de eso, no basta conocer la crueldad de la vida para convertir en verosímil un texto. Es por eso que trabaja incansablemente las referencias, los intertextos, la música, los objetos, todo el entorno que sirve de marco para sus tramas. Está convencido que en la precisión descansa gran parte del éxito de su oficio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s